Los juegos del destino: Una comedia romántica original y bien lograda

SLP3

Los juegos del destino, última película del realizador David O. Russell (Tres Reyes y El Luchador), es una cinta lograda, un filme bien narrado y dirigido hábilmente y que posee cuatro memorables actuaciones. Nominada a ocho premios Oscars (cuatro de ellas a los actores), la película es una comedia romántica que sin embargo logra no caer en los tantos clichés del género y ofrece una mirada original y a la vez real de las relaciones humanas.

El flime cuenta la historia de Pat (Bradley Cooper), quien luego de ocho meses de estar en una institución mental por agredir al amante de su mujer, vuelve a vivir en la casa de sus padres (Robert De Niro y Jacki Weaver). Con la idea fija de recuperar a su esposa y tener una actitud positiva, su mundo da un giro de 180 grados cuando conoce a Tiffany (Jennifer Lawrence), una chica con tantos problemas como él, que sin embargo lo ayudará a recomponer su vida.

Los juegos del destino acierta en la química de sus personajes principales y en contar una historia de dos personas que pese a sus múltiples problemas logran conectarse emocionalmente. Lawrence y Cooper dan lo mejor de si y se ponen la piel de sus atormentados personajes, que siempre se encuentran al borde y logran ser una bomba de tiempo a punto de estallar en cualquier momento. Ambos logran dotar a sus roles de intensidad, vulnerabilidad y por momentos locura, logrando así que el público logre identificarse con ellos de inmediato.

Si la pareja protagónica está muy bien, por el lado de los roles secundarios el nivel es el mismo. De Niro ofrece su mejor actuación en años (desde Casino y Heat). Deja sus típicos tics de lado y ofrece un personaje memorable, duro por momentos, sensible por otros y cuyo duelo interpretativo con Cooper es uno de los tantos puntos altos del filme. Jacki Weaver hace la contraparte del buen Bobby como su esposa y aunque chirriante por momentos, su interpretación se destaca por darle ternura al papel de una mamá preocupada por los problemas de su hijo.

Los juegos del destino acierta también en una banda sonora genial (Stevie Wonder, White Stripes y Alabama Shakes, además de una música incidental simple pero efectiva a cargo del maestro Danny Elfman, colaborador habitual de Tim Burton) y en personajes secundarios para el recuerdo (el rol Chris Tucker es fundamental). Pocas cintas logran contar una historia de manera efectiva y mantener el interés hasta el final. Este es uno de esos casos. Sin duda uno de los filmes más atractivos de este año.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s