Duro de Matar: Un buen día para morir es una gran decepción

Image

La última película de la saga de Duro de Matar titulada Un buen día para morir no mantiene el nivel de las anteriores, sobre todo de las tres primeras cintas que combinaban grandes dosis de acción con acertados toques de humor. El personaje de John McClane que vuelve a encarnar Bruce Willis deja de ser ese tipo socarrón y burlón de las primeras entregas para convertirse en una cansada versión de si mismo.

A diferencias de las anteriores, Un buen día para morir tiene un guión deficiente que busca compensar sus baches con explosiones, choques de autos y disparos al por mayor. La primera parte es prometedora, pero decae a la mitad cuando la acción se acaba y los diálogos se convierten en el principal protagonista.

Los villanos de la historia, el giro poco original de la trama casi al final del filme y el personaje del hijo de McClane (que encarna Jai Courtney y que no tiene ni el carisma, ni la simpatía que si posee el protagonista) son otros de los errores de la película, que por momentos es entretenida, pero cuyo resultado final dista de ser bueno. Ante el anuncio de una nueva entrega, sólo queda cruzar los dedos para esperar que un nuevo guionista y otro director puedan lograr mejores resultados y reflotar esta saga.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s