La sorpresa del día: Only God forgives es abucheada en Cannes

Image

Only God forgives, la película con la que el director danés Nicolas Winding Refn compite en Cannes, recibió abucheos en su primer pase de prensa ante el despliegue de una violencia sinsentido que muestra con un preciosismo estético que contrasta con la dureza de la historia.

El filme de Refn era uno de los más esperados de esta 66 edición de Cannes, después de que con su trabajo anterior, Drive, ganara el premio al mejor director en 2011.

Protagonizada por Ryan Gosling y Kristin Scott Thomas, cuenta la historia de una venganza. Gosling vive en Bangkok con su hermano, donde regentan un club de boxeo como tapadera para su negocio de tráfico de drogas.

Su hermano viola y mata a una joven de 16 años, lo que desencadena una venganza por parte de un policía que controla los bajos fondos de la ciudad. Y la madre de los dos jóvenes (Scott Thomas), llega con los mismos deseos de buscar una reparación a la muerte del mayor de sus hijos.

Con pocos elementos para entender la historia, Refn ofrece todo un repertorio de sangre y de violencia explícita, sin ahorrar escenas desagradables al espectador.

Y aunque hasta ahora se ha visto mucha violencia en Cannes, ninguno de los filmes exhibidos por el momento habían provocado una reacción fuerte en su contra, como sí ocurrió hoy con el trabajo de Refn.

“Algunas cosas despiertan más interés en mí que otras. No me considero muy violento, pero tengo una tendencia por las emociones violentas y las imágenes violentas, no puedo explicar de dónde viene”, afirmó Refn durante la presentación de este filme.

Si bien hace dos años el realizador logró alzarse con el premio al mejor directoren este mismo certamen, no parece muy viable que este “thriller” sobre venganzas sucesivas en Tailandia repita recompensas el domingo próximo.

La otra cinta del dia fue Grigris, producción francesa para el chadiano Mahamat-Saleh Haroun, otro “repetidor” que también logró un Premio del Jurado con Un homme qui crie, hace tres años, con una acogida por relajada, tampoco ha brillado especialmente.

Hay en Mahamat-Saleh Haroun buena voluntad, pero no efectividad. En Grigris (nombre con el que en algunos países africanos se refieren a un amuleto), usa a un joven que en la vida real se gana la vida como bailarín, a pesar de tener una de sus dos piernas paralizada completamente, para convertirlo en protagonista de una historia de ficción. En ella, su personaje central, que intenta vivir del baile profesional, tiene que implicarse tras la muerte de un familiar en el negocio del robo y venta ilegal de combustible. Su historia se cuenta de forma paralela a la de una prostituta.

Image

Image

Only God Forgives

Image

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s